REIKI, MANOS CURATIVAS

Según los últimos descubrimientos científicos, el universo y todo lo que contiene está constituido por vibraciones. Vivimos rodeados por ellas, de hecho, tú mismo eres vibración. Dentro de los muchos tipos que nos envuelven, existen desde tiempo inmemorial una de alta frecuencia capaz de sanar enfermedades y traer la paz mental. Esta vibración es conocida como Reiki.

 

El método Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifiesten y sea sanado.

 

Es el método de sanación natural más importante e impactante con el que contamos en esta Nueva Era. No se precisa de ningún instrumental, ni fármaco alguno, y se puede integrar en cualquier otro método de curación.

 

Ofrece un refugio de bienestar. Conforta calma y sosiega, alivia el dolor,  acelera la curación física, y resuelve los traumas emocionales del presente y del pasado. No consiente usos erróneos, ni abusos mal intencionados.

   

REIKI=AMOR

 

¿COMO ES EL MÉTODO REIKI?

 

Una sesión de Reiki puede durar entre 40 a 50 mínutos, para mi es muy importante la toma de contacto inicial y al final. 

 

Después permanecerás tumbada en una camilla, vestida y si es posible con ropa cómoda. Para acompañar la sesión utilizo música suave (musicoterapia) y los aromas terapéuticos de los aceites esenciales puros 100% (Psicoaromaterapia). En Reiki empezamos siempre por la cabeza, en esta parte del cuerpo será donde permanceré más tiempo a fin de que tu actividad mental disminuya y puedas entrar en un estado de relajación profunda. Trabajaremos con la respiración y con ejercicios de visualización.

 

Es importante que te impliques y no sea solo un "me tumbo y me dejo hacer", eso era antes, ahora la energía del planeta a cambiado, el ser humano dispone de mayor conciencia y el trabajo de sanación depende de uno mismo. 

 

Durante la sesión iré colocando las manos en los diferentes puntos energéticos principales, empezando siempre por la cabeza y terminando en los pies.

 

No importa tanto la enfermedad, como la posibilidad de que llegues a ser consciente del problema que la provocó. De esta manera llegarás a la comprensión y a la aceptación, y por lo tanto, al equilibrio que dará paso a la sanación. Sentirás un aumento de tu energía y tu estado de ánimo, saldrás con un punto de vista más positivo de la vida. Muchas de las situaciones anteriores de estrés ahora ya casi no te preocupan como antes.

 

Durante una sesión, puedes sentir una relajación profunda, una gran sensación de paz. Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada en el resultado final, algunas sienten cosquilleos, calor o frío en diferentes partes del cuerpo según fluye la energía, experimentan una sensación de "flotar" o sienten emociones que salen a la superficie y otras no sienten nada y no por ello el Reiki no está funcionando.

 

Estas reacciones no tienen nada que ver con el proceso de sanación que se está realizando, ya que en cualquiera de los casos Reiki está haciendo su cometido, mostrándose visible al paso del tiempo y analizando los cambios que se han producido. De la misma forma, al analizar los distintos sentimiento y sensaciones que se producen en las sesiones podremos aprender a conocernos mejor, sin mentirnos, a escuchar el lenguaje de nuestro cuerpo, algo tan sutil y maravilloso que en ocasiones nos puede aportar el sentido de nuestra propia vida.

 

BENEFICIOS DE REIKI EN EL ACOMPAÑAMIENTO EMOCIONAL.

 

Reiki es un método positivo sin excepción, y no perjudica a ningún ser vivo cualquiera que sea su estado o circunstancia; es válido para usarlo con cualquiera, por muy joven, viejo o frágil que sea. Los ancianos, mujeres embarazadas, los bebes y los niños responden bien. A cualquiera que esté enfermo, dolorido o emocionalmente afligido, Reiki le sirve de ayuda.

 

Aplicando Reiki, desbloquearemos y equilibraremos la energía vital, promoviendo el principio de Autocuración que todos los seres vivos poseemos. Aquí radica la gran diferencia con respecto a otras terapias.

 

Trabaja en los niveles físico, emocional, mental y espiritual:

 

- Físico:  mejoría en dolencias, lesiones, metabolismo, etc.

- Emocional: problemas sentimentales, agresividad, infelicidad, etc.

- Mental: hábitos dañinos, estrés, insomnio, etc.

- Espiritual: armonía, paz, equilibrio, etc.

 

La energía Reiki alivia el dolor, acelera el proceso de sanación, relaja a la persona receptora y equilibra su energía vital. La respiración se vuelve más lenta durante la sesión, la tensión sanguínea disminuye y las emociones se sosiegan.

 

Te relaja y rejuvenece. Depura y aumenta el flujo de la fuerza vital en el organismo. Cuando alguien va a morir, ayuda a sobrellevar el proceso pero no impedirá el tránsito de la persona en su momento destinado; si en cambio, servirá de ayuda y consuelo a los seres queridos que lloran la pérdida. Las típica molestias del embarazo se mitigan notablemente gracias a la terapia, incluso es una ayuda sin igual para el momento del parto. Los bebés que reciben Reiki durante el embarazo, se desarrollan saludablemente a todos los niveles, son bebés más tranquilos y equilibrados emocionalmente.

 

Complementa y optimiza los resultados.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Noelia Alijo - Coaching Emocional en San Fernando, Cádiz. Reiki, Flores de Bach, Psicoaromaterapia, Astrología terapéutica. Experimenta la belleza interior. El cambio empieza en ti. Cita previa 609964714. coachingemocional@noeliaalijo.com

Llamar

E-mail

Cómo llegar